San Pedro Claver

San Pedro Claver; Presbítero Misionero de la Compañía de Jesús

08 DE SEPTIEMBRE

Pedro. Del latín piedra o firme como la piedra
Pedro Claver Corberó nació en Verdú, España, el 26 de Junio de 1580.

De familia humilde, sus padres fueron Pedro Claver y Juana Corberó, campesinos que tuvieron seis hijos, pero solo sobrevivieron Juan, el mayor, y los dos mas pequeños, Pedro e Isabel.

A pesar de ser campesino, Pedro se graduó de la Universidad de Barcelona. Poco después tuvo contacto con los jesuitas del colegio de Belén donde estudió Filosofía.

Allí sintió la vocación a la vida religiosa. Ingresó a la Orden de la Compañía de Jesús, el 7 de agosto de 1602. Tras un ferviente noviciado y pronunciar sus primeros votos, pasó a Gerona donde se dedicó al estudio de las Humanidades.

Amplió sus estudios de filosofía, con el hermano portero San Alonso Rodríguez, con quien llevó una grata amistad, consejo y enseñanza que fue decisiva para que Pedro aceptara su envió a las misiones de Nueva Granada, el 23 de enero de 1610.

Pedro estuvo dos años en Santa Fe de Bogotá donde estudió teología y posteriormente fue enviado a Cartagena donde se ordenó sacerdote el 20 de Marzo de 1616.

Cuando llegó a América, Fray Pedro encontró la injusticia de la esclavitud que fue institucionalizada desde el segundo viaje de Colón el 12 de Enero de 1510, cuando el rey mandó a emplear negros como esclavos.

Los esclavos en su mayoría eran de Guinea, del Congo y de Angola. Los jefes de algunas tribus de esas tierras vendían a sus súbditos y sus prisioneros. En América los usaron en todo tipo de trabajo forzado, principalmente en la agricultura, minas y construcción.

Cartagena como lugar estratégico en la ruta de las flotas españolas se convirtió en el principal centro del comercio de esclavos en el Nuevo Mundo. Mil esclavos desembarcaban cada mes. Ante esta situación Fray Pedro no cambió el sistema, pero hizo mucho por la gente esclava.

Venció su timidez; se convirtió en un organizador ingenioso y valiente. Cada mes cuando se anunciaba la llegada del barco esclavista, Fray Pedro salía a visitarlos y les llevaba comida.

Los esclavos llegaban en muy malas condiciones, víctimas de la brutalidad del trato, la mala alimentación, del sufrimiento y del miedo. Fray Pedro atendió a cuantos pudo y los cuidó con amabilidad. Así les hizo ver que él era su defensor y padre.

Los esclavos hablaban diferentes dialectos y fue difícil comunicarse con ellos. Fray Pedro hizo frente a esta dificultad, a través de la organización de un grupo de intérpretes de varias nacionalidades, los evangelizó, instruyó y los hizo catequistas.

Los esclavos retenidos en Cartagena en espera de ser comprados y llevados a diversos lugares, fueron auxiliados por Fray Pedro que los evangelizó y bautizó; sumando más de 300, 000 mil esclavos negros, se preocupó por sus necesidades y los defendió de sus opresores.

Su trabajo pasó por muchos obstáculos y humillaciones; pero se mantuvo firme. Finalmente el 9 de septiembre de 1654, tras cuatro años de enfermedad en los que no pudo moverse; Fray Pedro Claver murió.

Fue Beatificado el 16 de Julio de 1850 por el Papa Pío IX (noveno) y canonizado el 15 de Enero de 1888 por el venarable León XIII (trece) junto con San Alonso Rodríguez. El 7 de Julio de 1896 San Pedro Claver fue proclamado patrón especial de todas las misiones católicas entre los negros.