San Juan Macías

San Juan Macías; Religioso Dominico, Padre de los pobres

16 DE SEPTIEMBRE

Juan. Del hebreo Dios es propicio o Dios se ha apiadado.

Juan Macías nació el 2 de marzo de 1585 en Ribera del Fresno, villa de Extremadura; España. Sus padres fueron Pedro de Arcas y Juana Sánchez, por lo que su nombre completo fue Juan de Arcas Sánchez.

Quedó huérfano desde los cuatro años; bajo el cuidado de un tío que lo dejó en la labor de pastoreo. De ahí el cambio de su nombre, ya que las tierras de pastoreo eran llamadas “las Macías” y a los pastorcitos “los Macías”. Por eso es que se le conoció como Juan Macías o Juan Pastorcillo.

Tiempo después, conoció a un comerciante con el que trabajó y con el que hizo un primer viaje a América. Juan llegó primero a Cartagena de Indias, Colombia; luego al Reino de Nueva Granada, pasando por Pasto, Quito; Ecuador y finalmente llegó a Perú donde se instaló el resto de su vida.

Obtuvo trabajo en una hacienda ganadera en las afueras de la capital y en esas circunstancias descubrió su vocación a la vida religiosa. Después de dos años ahorró un poco de dinero y se instaló en Lima.

Repartió todo lo que tenía entre los pobres e investigó sobre la Orden de Predicadores; ingresó a dicha congregación y se puso al servicio de Dios de acuerdo a la voz que escuchó a los 20 años de su vocación a la vida religiosa en Perú. Fue hasta el 23 de enero de 1622, que tomó los hábitos.

Su vida en el convento estuvo marcada por la oración, la penitencia y la caridad. Por las austeridades a las que estuvo sujeto sufrió una grave enfermedad, de la cual salió cuando se sometió a una intervención quirúrgica muy peligrosa.

Ocupó el cargo de portero y este fue el lugar que no abandonó. El portón del monasterio fue el centro de reunión de los mendigos, los enfermos y los desamparados de toda Lima que acudieron en busca de consuelo. El propio Virrey y la nobleza de Lima acudieron a Fray Juan en busca de consejo.

Se le vio por la ciudad en busca de limosna que siempre repartió entre los pobres. Completó su ayuda con buenos consejos y exhortaciones en favor de la vida cristiana y el amor a Dios.

Fray Juan Macías murió el 16 de setiembre de 1645, a la edad de Sesenta años. Fue beatificado por el Papa Gregorio XVI (dieciséis), el 22 de octubre de 1837. El Pontífice Pablo VI (sexto) lo canonizó el 28 de septiembre de 1975.

San Juan Macías, fue amigo íntimo de San Martín de Porres y contemporáneo de Santa Rosa de Lima. Fueron los tres santos Dominicos que, en el siglo XVII animaron la vida Cristiana de la ciudad de Lima.