San Roberto Belarmino

San Roberto Belarmino; Presbítero, Religioso, Cardenal y Doctor de la Iglesia

17 DE SEPTIEMBRE

Roberto. Del germánico glorioso y famoso.

Roberto Belarmino nació el 4 de octubre de 1542 en Montepulciano, Toscana; en el centro de Italia. Fue familiar del Papa Marcelo II (segundo), hermano de su madre. Desde niño se destacó por su gran inteligencia.

Su madre le inculcó las bases del cristianismo, así Roberto se inclinó hacia la vida religiosa. A pesar de la oposición de su padre, en 1560 fue aceptado en la Compañía de Jesús en Roma y para 1570 fue ordenado sacerdote en Gante, Bélgica.

El padre Roberto dio clases en la prestigiosa Universidad Católica de Lovaina. Durante ese tiempo aprendió el idioma hebreo y estudió a fondo la Sagrada Escritura, además de los escritos de los Santos Padres. Enseñó teología, filosofía, matemáticas y astronomía.

Escribió dos catecismos: uno resumido y uno explicado, que estuvieron en vigor hasta el pontífice San Pío X (décimo). También compuso numerosas obras de apologética. Estos libros fueron muy exitosos y populares entre los sacerdotes y catequistas.

Muchos agentes de pastoral se basaron en dichos libros para la enseñanza de la correcta doctrina y para la defensa de la fe católica. Además colaboró en la nueva edición de la Biblia griega de los Setenta; en la corrección del Martirologio; en la redacción del plan de estudios de la Compañía de Jesús e intervino en la edición de la Biblia Vulgata Latina.

En sus últimos años se centró en obras devotas y espirituales, entre las que sobresalió su comentario a los Salmos, del que se hicieron 30 ediciones. Muy en contra de sus deseos personales, el padre Roberto fue nombrado Obispo y Cardenal. Desde ese apostolado se dedicó a la evangelización de las personas de su diócesis con gran celo y se le encomendó el cargo de juez en el consejo inquisidor.

Poco después el Papa Paulo V (quinto) le pidió su regreso a Roma, donde se hizo cargo de la Biblioteca Vaticana. San Roberto Belarmino murió el 17 de diciembre de 1621. Fue beatificado y canonizado por el Papa Pío XI (once) en 1930. Declarado Doctor de la Iglesia en 1931.