Epifania del Señor

La Solemnidad de la Epifanía del Señor

7 DE ENERO

La Epifanía es una de las fiestas litúrgicas católicas más antiguas, aún más que la Navidad. Etimológicamente, Epifanía es una palabra griega que significa manifestación. Puede ser entendido para traducir el concepto de “Gloria de Dios” que indica las huellas de su paso o simplemente, su presencia. Con la venida de Cristo se cumplieron las promesas hechas a Israel.

En la Epifanía se celebra que Jesús vino a salvar no sólo a Israel sino a todos los pueblos. En el Nuevo Testamento, se hace referencia a la entrada de Cristo en el mundo, presentada como la del emperador que viene a tomar posesión de su reino, de ahí el tiempo de Adviento como preparación a la Navidad.

A partir de este significado, el término se usó en Oriente para indicar la manifestación de Cristo que toma una presencia humana en la tierra; es decir, Jesús se “da a conocer” como si una gran luz hubiera iluminado a toda la tierra en tinieblas.

Fue hasta el siglo IV que la Iglesia comenzó a celebrar la fiesta litúrgica de la Epifanía del Señor en el 6 de enero de cada año. En la narración que ofrece la Sagrada Escritura, Jesús se dio a conocer a diferentes personas, en diferentes momentos; pero la Iglesia Universal celebra como epifanías tres eventos:
• La Epifanía ante los Reyes Magos (relatada en Mateo capitulo 2, versículos del 1 al 12).
• La Epifanía a San Juan Bautista en el río Jordán.
• La Epifanía a sus discípulos y comienzo de su vida pública con el milagro en Caná en el que inicia su actuación pública.

La fiesta de Epifanía más celebrada es la que corresponde a la narración basada en el evangelio de Mateo, donde se hace referencia a unos magos que venían del Oriente siguiendo una brillante estrella que los llevó ante la presencia de Jesús, donde lo adoraron en su primera manifestación de Jesús niño; ofreciéndole tres regalos simbólicos: oro, incienso y mirra.

La Sagrada Escritura no habla del número de los magos, ni tampoco de sus nombres, pero fue la Tradición posterior la que identificó su número en tres reyes llamados: Gaspar, Melchor y Baltasar; que llegaron en un caballo, un camello y un elefante.