Solemnidad Santísima Trinidad

La Solemnidad de la Santísima Trinidad; “Bendito sea, para siempre Señor”
La Iglesia dedica el siguiente domingo después de Pentecostés a la celebración del día de la Santísima Trinidad, que se fundamenta sobre la naturaleza de Dios: “un sólo Dios en tres Personas distintas”, es el misterio central de la fe y de la vida cristiana, porque es el misterio de Dios en Sí mismo.

11 DE JUNIO

La devoción a la Santísima Trinidad se inició en el siglo X, y a partir de esta época se fue difundiendo también su fiesta litúrgica, entrando en el calendario romano en 1331. Desde el comienzo del cristianismo la oración litúrgica se ha dirigido al Padre, por mediación del Hijo y en el Espíritu Santo, y el mismo Jesús habló de Dios como una comunión de amor y manifestó el misterio de las tres divinas personas.

En la doctrina católica se entiende que un misterio es todo aquello que no se puede entender con la razón; pero que es algo que sólo se puede comprender cuando Dios lo revela y aunque la Santísima Trinidad es difícil de entender, fue lo primero que entendieron los Apóstoles.

Después de la Resurrección, comprendieron que Jesús era el Salvador enviado por el Padre. Y, cuando experimentaron la acción del Espíritu Santo dentro de sus corazones en Pentecostés, comprendieron que el único Dios era el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Desde entonces y bajo esta acción la Iglesia Católica cree firmemente que la Trinidad es Una. No cree en tres dioses, sino en un sólo Dios en tres Personas distintas. No es que Dios esté dividido en tres, pues cada una de las tres Personas es enteramente Dios.

Padre, Hijo y Espíritu Santo tienen la misma naturaleza, la misma divinidad, la misma eternidad, el mismo poder, la misma perfección; son un sólo Dios. Además, cada una de las Personas de la Santísima Trinidad está totalmente contenida en las otras dos, pues hay una comunión perfecta entre ellas.

Litúrgicamente, lo original de esta fiesta es honrar específicamente a Dios sin tener como motivo un acontecimiento salvífico, ni la memoria de un santo y tratar de profesar la fe verdadera, conociendo la gloria de la eterna Trinidad adorando su unidad todopoderosa.

En México la solemnidad de la Santísima Trinidad, es la festividad más grande que se celebra anualmente desde inmemoriales tiempos, en lugares como: Culhuacán; en donde participan los barrios del pueblo, incluyendo los barrios de Tomatlán, y el barrio de Xáltocan Xochimilco.