Santos Ángeles Custodios

Los Santos Ángeles Custodios.

02 DE OCTUBRE

La existencia de los ángeles está atestiguada en las páginas de la Sagrada Escritura. En ella la palabra Ángel significa “Mensajero”, un espíritu puro que está cerca de Dios para adorarlo, alabarlo y servirle; cumpliendo sus órdenes se convierten en ángeles custodios que llevan los mensajes de Dios a los seres humanos.

En el libro del Éxodo, cuando se acaba de promulgar la ley santa, el Señor, que habla en estilo directo a cada uno de los israelitas, anuncia solemnemente la asistencia de los ángeles custodios con estas palabras “Yo mandaré a mi ángel ante ti, para que te defienda en el camino y te haga llegar al lugar que te he dispuesto”. (Éxodo capitulo 23)
La tutela de los ángeles se anuncia en muchos otros pasajes de la Sagrada Escritura, pero quizá en ninguno con tanta fuerza expresiva como en el salmo 90, donde dice: “Te encomendará a sus ángeles, para que te guarden en todos tus caminos. Y ellos te llevarán en sus manos para que no tropieces en las piedras.

De ahí los fundamentos del gran sabio Orígenes hacia el siglo II que señaló: “los cristianos creemos que a cada uno nos designa Dios un ángel para que nos guíe y proteja”.

En el nuevo Testamento en el evangelio de Mateo capitulo 18 dice: “Guardaos de menospreciar a uno de estos pequeños; porque yo os digo que sus ángeles, en los cielos, ven continuamente el rostro de mi Padre que está en los cielos”.
Es importante conocer los contenidos bíblicos que hablan de los ángeles y su función; para entender la base de la doctrina de los ángeles y no caer en una idea errónea de mirarlos como “Dioses”.

Cuando se habla de los ángeles custodios, se refiere primariamente a los que ejercen el cuidado de la guía a la salvación de cada persona. Cada hombre tiene su ángel de la guarda. En muchas épocas han sido varias las personas que han dado testimonio de una bella relación con su ángel custodio.

Hacia el año 800, se llegó a celebrar en Inglaterra una fiesta a los Ángeles de la Guarda y desde el año 1111 existe una oración muy famosa al Ángel Custodio. Fue hasta el año 1608 que el Sumo Pontífice extendió a toda la Iglesia universal la fiesta de los Ángeles Custodios y la colocó el día 2 de octubre.