Santísimo Nombre de Jesús

El Memorial del Santísimo Nombre de Jesús

3 DE ENERO

El Nombre de Jesús es honrado porque recuerda todas las bendiciones que se reciben a través del Santo Redentor. Para agradecer estas bendiciones se hace reverencia al Santo Nombre, así como se honra la Pasión de Cristo venerando su Cruz.

Hubo un especial devoto del Santísimo Nombre que fue San Bernardo, quien habló de él con especial ardor en muchos de sus sermones; al igual que San Juan Capistrano. Ambos se convirtieron en los promotores más destacados de esta devoción.

Debido a la manera tan novedosa en que San Bernardo predicó esta devoción, fue acusado por sus enemigos y llevado al tribunal del Papa Martín V (quinto), pero San Juan Capistrano defendió a su maestro tan exitosamente, que el Papa no sólo permitió la adoración del Santísimo Nombre, sino también la difusión de esta devoción.

El emblema que representa el Santísimo Nombre de Jesús consiste en tres letras: I (i latina) H (ache) S (ese). Los jesuitas hicieron de este, el emblema de su Orden, y le añadieron una cruz sobre la H y tres clavos bajo ella.
Gracias a los esfuerzos de San Bernardo se quedó la costumbre de añadir el Nombre de Jesús al Ave María: “…y bendito el fruto de tu vientre Jesús”. Esto fue difundido en Italia, y de ahí a la Iglesia Universal.

El nombre de Jesús invocado con confianza; nos da por nuestra fe el reconocerle; como sucedió con los Apóstoles, que según se describe en las Sagradas Escrituras dieron fuerza a los lisiados y vida a los muertos.

El nombre de Jesús da consuelo en las aflicciones espirituales, protege del ángel del mal y de sus engaños, ya que éste, teme el Nombre de Jesús, quien lo ha vencido en la Cruz.

En el nombre de Jesús se obtiene toda bendición, gracia en el tiempo y la eternidad, pues Cristo dijo: “lo que pidáis al Padre os lo dará en mi nombre.” Por eso la Iglesia concluye todas sus plegarias con las palabras: “Por Jesucristo Nuestro Señor”, etc.

Así se cumple lo que dice la Sagrada Escritura en la carta de San Pablo a los Filipenses: “Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos.” Muchos santos y santas han agregado a su nombre religioso el nombre de Jesús.

Hoy la Iglesia, celebra el memorial del Santísimo Nombre de Jesús y es un buen día para reflexionar que sentido tiene este nombre en tu vida y que te produce el pronunciarlo. Se puede atesorar este nombre en el corazón para grabarlo y desde el interior se puede sentir la dulzura que se experimenta al enunciarlo.