Santa Gianna Beretta Molla

Santa Gianna Beretta Molla, Médico, Esposa y Madre de familia
Gianna del hebreo Yohanan o Yehohanan y significa literalmente “Yavé es bueno”

28 DE ABRIL

Gianna Beretta nació en Magenta, provincia de Milán; el día 4 de octubre de 1922. Desde muy pequeña, aceptó la fe y la educación cristiana que recibió de sus padres; convencida de la necesidad y de la eficacia de la oración.

Durante los años de Universidad, compartió la fe a través de su apostolado en la Acción católica y en la Sociedad de San Vicente de Paúl. Ahí se dedicó a los jóvenes, al servicio caritativo con los ancianos y a los más necesitados.

Gianna obtuvo el título de Doctor en Medicina y Cirugía en 1949 en la Universidad de Pavía. En 1950 abrió un ambulatorio de consulta en Mésero, municipio vecino a Magenta. En 1952 se especializó en Pediatría en la Universidad de Milán.

Su trabajo profesional, lo consideró como una «misión»; que no le impidió su dedicación a la Acción católica en donde intensificó su apostolado entre las jovencitas.

Gianna conoció al ingeniero Pietro Molla; se casaron el día 24 de septiembre de 1955, en Magenta, en la Basílica de San Martín. Tuvieron tres hijos: Pierluigi, Mariolina y Laura.

En septiembre de 1961, se volvió a embarazar. En su segundo mes, le diagnosticaron un tumor en el útero. Le intervinieron y pidió la salvación de su bebe entregada en la oración.

Pasó siete meses con mucho ánimo, con plena dedicación a sus deberes de madre y de médico. La mañana del 21 de abril de 1962 dio a luz a Gianna Emanuela, sana y salva.

El día 28 de abril, Ginna murió a los 39 años de edad tras fuertes dolores, pero siempre entregada al amor de la providencia. Sus funerales fueron una gran manifestación llena de emoción profunda, de fe y de oración. Sus restos reposan en el cementerio de Mésero, Magenta.

El Papa Pablo VI (sexto) recordó a Gianna Beretta en 1973 porque dio su vida por la de su hija haciendo la referencia de la entrega de Cristo en el Calvario y la Eucaristía. San Juan Pablo II la beatificó el 24 de abril de 1994, Año Internacional de la Familia y la canonizó el 16 de mayo de 2004.