San Juan de Dios

San Juan de Dios; Religioso

08 DE MARZO

Juan de Dios, es un nombre compuesto; Juan es un nombre Masculino de origen Hebreo, que significa “Dios es propicio o Dios se ha apiadado”.

Juan de Dios nació en Casarrubios del Monte, cerca de Toledo, España, el 8 de marzo de 1495. De familia pobre y muy piadosa; su madre murió cuando él era joven y su padre entró en la vida religiosa hasta su muerte.

Juan vivió y sirvió como pastor en la casa de Francisco Cid Mayoral. A los 27 años estuvo de soldado bajo las órdenes de Carlos V en batallas muy famosas. La vida militar lo hizo fuerte, resistente y sufrido.

Luego de salir del ejército, se trasladó definitivamente a Granada, en 1538, y abrió una pequeña librería que fue donde comenzó su contacto con los libros de tipo religioso.

En una ocasión escuchó el sermón predicado por San Juan de Ávila. Las palabras de él llevaron a Juan a un cambio de vida radical y después de confesarse con San Juan de Ávila; repartió entre los pobres todo lo que tenía en su pequeña librería.

Deambuló por las calles de la ciudad; pidió misericordia a Dios por todos su pecados, y como la gente lo creyó loco, empezaron a atacarlo a pedradas y golpes.

Fue llevado al manicomio donde los encargados le dieron fuertes palizas que Juan ofreció por la conversión de los pecadores. En varias ocasiones corrigió a los guardias y les llamó la atención por el modo tan brutal de cómo eran tratados los enfermos.

Cuando San Juan de Ávila volvió a la ciudad y supo que Juan estaba recluido en un asilo para enfermos mentales, logró sacarlo de ahí. Le aconsejó que no hiciera más la penitencia de hacerse el loco.
La estadía de Juan en el asilo fue providencial. Comprendió el gran error que es pretender curar las enfermedades mentales a bases de golpes y desprecio. Se propuso ayudarles.
Alquiló una casa vieja en Granada y ahí recibió a enfermos, mendigos, locos, ancianos, huérfanos y desamparados. Juan fue enfermero, cocinero, barrendero, mandadero, padre, amigo y hermano de todos. Pidió en la calle limosna para sus pobres.

La enfermedad no detuvo a Juan de Dios quien sufrió de artritis en sus piernas retorcidas y con grandes dolores. El trabajo de Juan por los pobres llegó a oídos del señor obispo quien le añadió dos palabras a su nombre “Juan de Dios” y le dio un hábito negro con el que se vistió hasta la muerte.

Después de 10 años de trabajo incansable en su hospital de pobres Fray Juan de Dios murió, el 8 de Marzo de 1550, fue canonizado en 1690. Es considerado el fundador de la Comunidad de Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios.

Revolucionó los hospitales para convertirlos en «lugares de acogida» para los pobres y enfermos mentales.Es Patrono de los que trabajan en hospitales y de los que propagan libros religiosos.