Santa Bibiana

Santa Bibiana, Mártir de Roma

02 DE DICIEMBRE

Bibiana. De origen Celta. La pequeña.

Bibiana vivió por el siglo III y fue de las últimas víctimas de la persecución anticristiana. Su padre fue Fausto y su madre una mujer llamada Dafrosa, su hermana se llamó Demetria.

Sus padres fueron unos fieles cristianos. El gobernador los mandó asesinar para obtener todo el patrimonio de ellos y trató de que Bibiana y su hermana negaran su fe cristiana.

Como esto no fue así, el gobernador las encarceló y las mandó al martirio. A causa de esto murió Demetria. Bibiana enfrentó al gobernador con decisión; pero este mandó que se le atase a una columna y ahí fuese flagelada.

Llena de llagas por todo el cuerpo y muy debilitada Bibiana murió alabando el nombre de Jesús. Echaron su cuerpo a los perros, pero unos cristianos lo rescataron y le dieron sepultura junto a la tumba de sus padres y de la hermana, cerca de su casa, en donde pronto construyeron una capilla y más tarde la actual basílica, sobre el monte Esquilino.

La basílica tiene tres naves divididas por ocho columnas antiguas y contiene una escultura de la Santa esculpida por Bernini. Está situada cerca de la vía férrea, Arcos de Santa Bibiana.

Restaurada en el siglo XVII por el papa Urbano VIII (octavo), además de salvar un monumento antiguo, quiso dejar un testimonio litúrgico incluyendo en el calendario de la Iglesia universal la fiesta de Santa Bibiana en el día 2 de Diciembre.

Iconográficamente Santa Bibiana mártir es representada mostrando en su rostro una sonrisa, que contrasta con los instrumentos que se utilizaron en su martirio: la columna donde fue flagelada, los azotes y la corona del martirio.