San Melquiades

San Melquiades, Papa

Melquiades del Hebreo, Rey de Dios. Variante de Milcíades.

Probablemente procedía de África del Norte, a pesar de su nombre griego, aunque no se poseen datos fidedignos sobre su biografía.

Durante el pontificado del papa Melquíades, ocurrió el triunfo del emperador Constantino I (Primero) el Grande sobre Majencio en la batalla del Puente Milvio sobre el río Tíber, batalla en la cual Majencio murió ahogado cuando huía de las tropas de Constantino.

Poco tiempo después, en el (313) en Milán, Constantino proclamó el Edicto de Milán, con el cual garantizaba la paz y libertad de la Iglesia.

El nuevo emperador, obsequió al pontífice una finca en el palacio imperial Lateranense, la cual comenzó a ser desde entonces la residencia oficial de los papas.

En un solar contiguo, el propio Constantino ordeno edificar la primera basílica romana; la basílica Laterana, sede oficial del papa. Hoy se la conoce como San Juan de Letrán.

Melquíades reunió un concilio para condenar a los donatistas y, según el Liber Pontificalis, comenzó con la práctica de repartir en las iglesias de Roma la eucaristía consagrada por el propio papa, práctica atestiguada en Roma pero que la Enciclopedia Católica duda en atribuir a este pontífice.

Melquíades murió el 10 de enero, o, según señalan algunas fuentes posiblemente, el día de su celebración, y fue enterrado en el cementerio de San Calixto; fue el último de los papas en ser enterrado allí.

Se le recuerda como mártir, a pesar de haber muerto en forma natural, por los sufrimientos que padeció durante el reinado del emperador Maximiano.