San Sotero y San Cayo

San Sotero Papa No. 12 y San Cayo, Papa No. 28 de la Iglesia Católica

22 DE ABRIL

Sotero de origen Griego, El salvador.
Cayo de origen latino, es “grajo”, al igual que gaia es urraca.

Originario de Fondi, Italia, el Papa Sotero ejerció su pontificado en los años 166 al 175, entre los papas Aniceto y Eleuterio, siendo emperador Marco Aurelio. Fue una época de relativa paz y tranquilidad, aunque no faltaron las persecuciones contra los cristianos.

En Frigia, ahora Turquía, un sujeto hereje llamado Montano predijo el fin del mundo, invitó a la necesidad de una vida perfecta, prohibió el matrimonio, mandó adoptar la más rigurosa y estricta penitencia.

El Papa Sotero enfrentó esta herejía. Dictó varios decretos, entre los cuales hay uno en que prohibió a las religiosas tocar los vasos y los corporales, así como proporcionar el incienso en cualquier oficio sagrado. Además, confirmó que el matrimonio es un sacramento sin ningún valor si no ha sido bendecido por un sacerdote.

El papa Sotero practicó la caridad. Se desveló por los pobres, por los necesitados, les ayudó con el apoyo de las limosnas y a muchos le brindó consuelo. Pasó a la historia con el sobrenombre de “Papa de la caridad”, falleció el 22 de abril del 175 tras sufrir martirio.

El Papa San Cayo originario de Dalmacia, actual Croacia; fue pariente del emperador Diocleciano. Dedicó sus esfuerzos a delimitar las instituciones de la Iglesia. Apoyó el desarrollo de las escuelas de Alejandría y Antioquia.
Estableció que nadie podía ser nombrado Obispo sin antes haber pasado por los grados de ostiario, lector, acólito, exorcista, subdiácono, diácono y sacerdote. El Papa Cayo murió en el año 296, poco antes de desatarse la última y más terrible persecución contra los cristianos.

Aunque no murió como mártir; sufrió grandes hostilidades por parte de los oficiales romanos, por su parentesco con el emperador; pero sobre todo, sus sufrimientos por la fe le merecieron el título de mártir.