San Maximino de Tréveris

San Maximino, Obispo de Tréveris

29 DE MAYO

Maximino, Del Latino Maximinus, variante de Maximo, “grande”.
Maximino nació al inicio del siglo IV en Poitiers cerca de la antigua Galia. Sus padres le enseñaron a ser piadoso con los necesitados. La santidad de Agricio, obispo de Tréveris, llevó a Maximino a dejar su hogar y fue en busca de aquel prelado, quien le dio lecciones de religión, ciencias y humanidades.

El Obispo Agricio reconoció en Maximino una lúcida inteligencia y un firme amor a la doctrina católica, razón por la cual le confirió la orden sacerdotal. Al morir Agricio, el pueblo nombró por voluntad unánime al padre Maximino como Obispo de Tréveris en el año 332.

El apostolado del Obispo Maximino se baso en la defensa contra las herejías de los arrianos quienes negaban la unidad y naturaleza en las tres personas de la santísima Trinidad.

En el año 345, el Obispo Maximino asistió al concilio de Milán, donde los arrianos, fueron otra vez condenados. Trabajó por la paz de la Iglesia y propuso para ese fin un nuevo concilio ecuménico, que se concertó en la ciudad Sárdica hoy Sofía capital de Bélgica.

Dio alojamiento a Obispos desterrados a causa de las herejías arrianas como fue al Obispo Atanasio de Alejandría y al Obispo Pablo con sede en Constantinopla. Por sus buenas relaciones Diplomáticas con el rey Constantino hijo, Maximino logró devolverle su sede a Atanasio y Pablo.

En la diócesis de Tréveris el Obispo Maximino hizo frente a las necesidades principalmente de los pobres. Ejemplo de tenacidad, entrega y solidaridad, murió en Poitiers en el año 349.