San Francisco de Paula

San Francisco de Paula; Eremita y Fundador de la Orden de los Mínimos en Calabria

02 DE ABRIL

Francisco De origen germánico. Abanderado.

Francisco nació en el año 1416, en un pueblo llamado Paula; Italia. En su infancia se enfermó gravemente de los ojos. Sus padres y él encomendaron sus oraciones a Dios por intercesión a San Francisco de Asís, y fue curado.

En acción de gracias Francisco se fue a los 14 años en peregrinación a Asís. Allí recibió el llamado a la vida religiosa y se convirtió en ermitaño. Dedicó la mayor parte de su tiempo a la oración y a la práctica de la penitencia.

Se retiró a la montaña donde vivió austeramente durante cinco años, bajo el rezo y la meditación. Se alimento solo de agua, yerbas silvestres, durmió sobre el suelo y tuvo una piedra como almohada.

Hacia 1450 se formó un grupo de seguidores en torno al ejemplo del eremita Francisco. Este, fundó varios conventos para religiosos. En todos ellos puso una consigna o ley para cumplir: “Cuaresma perpetua”.

Así como San Francisco de Asís le puso a sus religiosos el nombre de “hermanos menores”; el eremita Francisco les puso a los religiosos de su orden el nombre de “hermanos Mínimos”; que hacia 1470 recibió la aprobación diocesana.
En 1474 el Papa Sixto IV (cuarto) le otorgó a la Orden, la aprobación pontificia. En 1483 el eremita Francisco, se fue a Francia por orden del Papa y del rey Luis XI. Allí desarrollo cierta labor diplomática en favor de la Santa Sede al tiempo que trato de obtener de ésta, la aprobación de una Regla para su Congregación.

Lo consiguió en 1493. Hasta su muerte el eremita Francisco de Paula conto con el apoyo y la protección de los monarcas franceses. Unos años después de su fallecimiento se iniciaron los procesos para su canonización. Finalmente en el año de 1513 fue beatificado y en 1519 canonizado.