Miércoles Santo

Miércoles de la Semana Santa; “Por tu bondad, Señor, socórreme”

12 DE ABRIL

La primera parte de la Semana Santa llega a su fin con la celebración del Miércoles Santo. Hoy es el primer día de luto de la iglesia, con esto finaliza la Cuaresma, se anticipa el Jueves Santo y entramos en el corazón de la Semana Grande, para recibir el tiempo de Pascua.

La palabra Pascua significa “paso” Dios pasa liberando. Significa por lo tanto, ya desde el Antiguo Testamento, el paso de una vida de esclavitud a una vida de libertad, y a partir de hoy es lo que se va a conmemorar hasta el Domingo de Resurrección.

El Miércoles Santo es el día en que se reúne el Sanedrín, el tribunal religioso judío, para condenar a Jesús. La narración tomada de textos bíblicos de la condenación de Cristo por la traición de Judas es el que convirtió los miércoles en días de ayuno para los católicos, aunque luego se pasó la tradición del ayuno a los viernes.

En cuanto a la tradición del ayuno durante la Cuaresma, se ha visto reducida a evitar el consumo de carnes los viernes. Por ello también es conocida la Semana Santa, ya que ha dado origen a tradiciones gastronómicas que ya están muy arraigadas y a la preparación de platillos que sólo se degustan en estas fechas.

El miércoles, es además junto con el viernes, el día penitencial de los tiempos de penitencia como: Adviento, Cuaresma y Témporas, que son dentro de la Iglesia Católica los breves ciclos litúrgicos, correspondientes al final e inicio de las cuatro estaciones del año, consagrados especialmente a la plegaria y a la penitencia.

Estas fiestas son las más importantes de nuestro credo Católico, por lo que se realizan muchos actos importantes que sólo se dan en esta época y que servirán a lo largo del siguiente año litúrgico que en esta semana comienza.

Muestra de ello es la celebración de la Misa Crismal en ella, los Obispos de las distintas Diócesis proceden a la bendición del denominado Santo Crisma, que será utilizado durante el año para los Bautismos, en las confirmaciones y en la unción de los enfermos.

Durante la Eucaristía de esta misa los sacerdotes renuevan sus promesas sacerdotales. Así para ellos este día cobra más valor a un nivel religioso, no sólo por ser la mitad de la Semana Santa y ser día grande.

Así pues, a partir del Miércoles Santo se intensifican las celebraciones con diferentes manifestaciones religiosas, como las procesiones de carácter penitencial o las representaciones o escenificaciones de la Pasión, tomando como tema de reflexión: “Jesús es vendido por Judas, traicionándolo con un beso”.