Asunción de la Santísima Virgen

La Asunción de la Santísima Virgen María, De pie, ala derecha, esta es la reina

15 DE AGOSTO

La Solemnidad de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María es una verdad de fe, que nos dice que su cuerpo y alma fueron llevados al cielo después de terminar sus días en la tierra. Este dogma teológico (verdad de la que no puede dudarse), es recibido a través de la Tradición de la Iglesia.

La primera referencia oficial a la Asunción se halla en la liturgia oriental; en el siglo IV, se celebraba la fiesta de: “El Recuerdo de María”, que conmemoraba la entrada al cielo de la Virgen María y donde se hace referencia a su Asunción.

Hacia el siglo VI, esta fiesta fue llamada la “Dormición de María”; en ella se celebraba la muerte, Resurrección y Asunción de María. El emperador bizantino Mauricio decretó que dicha fiesta, fuese celebrada el 15 de agosto en todo el imperio.

Debido a factores políticos y lingüísticos, las relaciones con oriente eran tensas. El griego no se dominaba todavía, por lo que; la doctrina de la Asunción de María no fue desarrollada sino hasta el siglo XII, con el tratado “Ad Interrogata”, atribuido a San Agustín, el cual aceptaba la Asunción corporal de María. Santo Tomás de Aquino y otros grandes teólogos se declararon en su favor.

El papa Pío V (quinto) en el siglo XVI defendió la asunción corporal de la Virgen María. El pontífice Benedicto XIV (décimo cuarto) señaló la doctrina de la Asunción como probable y no la señaló aún, como dogma.

A partir de 1849 llegaron las primeras peticiones al Vaticano de parte de los Obispos para que la Asunción se declarara como doctrina de fe, estas peticiones aumentaron conforme pasaron los años. Cuando el Papa Pío XII (doce) consultó al episcopado en 1946, la afirmación de que la Asunción de la Virgen María fuera declarada “dogma”, fue casi aceptada.

Hacia el año de 1950, el Papa; basado en la Tradición de la Iglesia Católica, tomó en cuenta los testimonios de la liturgia, la creencia de los fieles guiados por sus pastores, los testimonios de los Padres y Doctores de la Iglesia y al consenso de los Obispos del mundo; “Magisterio Viviente”; declaró como dogma de fe católica la doctrina de la Asunción de la Virgen María.

En México; la Solemnidad de la Asunción de María se celebra en la iglesia dedicada a este acontecimiento, en el poblado alteño de Jalostotitlán, Jalisco. La fiesta es realizada por todo el pueblo y dura del 31 de julio hasta el 15 de agosto fecha de la Asunción. Cada día esta dedicado a los diferentes trabajadores del lugar haciendo peregrinaciones, fuegos artificiales, entre otras cosas más.