San Guido Maria Conforti

San Guido María Conforti, Obispo y Fundador de los Misioneros Javerianos

05 DE NOVIEMBRE

Guido. De origen Latín. Conocedor de caminos.

Guido María Conforti nació en Parma; Italia; fue el octavo de diez hijos de Rinaldo Conforti y Antonia Adorni. La educación cristiana que Guido recibió de su madre, fue complementada por los Hermanos de las Escuelas Cristianas en donde realizó su primaria.

En 1876 entró en el seminario, donde realizó excelentes estudios. Allí se distinguió por su diligencia, piedad y obediencia. Durante sus estudios de teología, el Beato Andrés Ferrari fue su rector en el seminario.

Sin haberse ordenado como sacerdote, Guido fue nombrado vicerector del seminario; tarea que continuó realizando después de su ordenación sacerdotal ocurrida el 22 de septiembre de 1888. En su apostolado mostró sus grandes dotes de educador.

Fue considerado modelo para los jóvenes seminaristas por su testimonio de entrega y caridad pastoral. Guido siempre dijo que su vocación sacerdotal y misionera la descubrió por la educación recibida en la escuela y, además, a una singular experiencia que tuvo contemplando el Crucifijo.

Conoció la vida de San Francisco Javier, quien como misionero murió antes de llegar a China. Así el padre Guido decidió continuar con la labor misionera de San Francisco, del anuncio del Evangelio donde él no pudo llegar.

En 1895 inició un seminario para sacerdotes misioneros que llevó por nombre Seminario Xaveriano para las Misiones Extranjeras. Allí nació la congregación de los Misioneros Javerianos. De los dos primeros misioneros que partieron a China, uno murió de tifus y el otro retornó a Italia.

El 9 de junio de 1902, el padre Guido fue nombrado Arzobispo de la Arquidiócesis de Rávena. El día de su ordenación episcopal pronunció los votos religiosos junto con el voto de dedicación sin reservas al anuncio del Evangelio “ad gentes”. En Rávena, al poco tiempo renunció por problemas de salud.

En 1907, algo recuperado, fue nombrado Arzobispo de Parma; puesto que fungió por 25 años. La catequesis fue el punto principal de su tarea pastoral: instituyó las escuelas de la doctrina cristiana en todas las parroquias, preparó a los catequistas con apropiados cursos de cultura religiosa y pedagógica.

Fue el primer Obispo de Italia que celebró un Congreso de Catequética en su Diócesis. Cinco veces realizó la visita pastoral a las parroquias, celebró dos sínodos diocesanos, instituyó y promovió la Acción Católica, especialmente de los jóvenes. Cuidó de manera especial la cultura y la santidad del clero, la formación de los seglares, las asociaciones y la prensa católica, las misiones populares, los congresos eucarísticos marianos y misioneros.

En 1928 el Arzobispo Guido viajó a China y visitó las misiones a su cargo. Murió tres años más tarde, el 5 de noviembre de 1931. San Juan Pablo II (segundo) lo beatificó el 17 de marzo de 1996; y es santificado el 23 de octubre de 2011 por el Pontífice Benedicto XVI (dieciséis).