Santo Domingo de Guzmán

Santo Domingo de Guzmán, Fundador de la Orden de Predicadores (Dominicos)

08 DE AGOSTO

Domingo. Del latín, relativo a la familia del Dommo, o del Señor. Que pertenece a Dios.

Domingo de Guzmán Garcés nació en el año 1170 en Caleruega, Reino de Castilla. Sus padres fueron Félix Núñez de Guzmán y Juana Garcés; llamada comúnmente Juana de Aza, beatificada en 1828. Domingo tuvo dos hermanos, Antonio y Manés, este último, uno de los primeros beatos dominicos.

De los 7 a los 14 años de edad, Domingo recibió formación moral y cultural de parte de su tío Gonzalo de Aza. En ese tiempo, se despertó su vocación hacia la vida religiosa. Sus siguientes años de vida entre los 14 y los 28, vivió en Palencia; allí estudió seis cursos de artes, humanidades superiores y filosofía; cuatro cursos más de teología; y otros cuatro como profesor de Estudio General en Palencia.

Al terminar la carrera de artes en 1190, se hizo canónigo regular en la catedral de Osma. Su apostolado como religioso, se caracterizó por sus intensos momentos de oración y por su caridad hacia los más pobres, principalmente a los que no tenían que comer.

En 1194, Domingo se ordenó sacerdote y fue nombrado regente de la Cátedra de Sagrada Escritura en el Estudio de Palencia. Después de un tiempo se fue como misionero. En esta faceta siempre dio ejemplo de humildad, servicio y entrega.

Dedicó muchas horas en la instrucción a los ignorantes en religión, convirtiendo a muchos al catolicismo a través de la constante enseñanza, oración, paciencia y la penitencia. El Padre Domingo predicó en Dinamarca, Roma y al sur de Francia durante diez años.

Para entonces reunió un grupo de predicadores que él mismo organizó e instruyó y fue con ellos que comenzó una comunidad de religiosos. Acompañado de su Obispo consultó al Sumo Pontífice Inocencio III (tercero) de su propósito.
En 1206 estableció una primera casa femenina en Prouille, Francia y fue elegido Obispo pero se rehusó al cargo. Fue en el año de 1215 que estableció en Tolosa la primera casa masculina de su Orden de Predicadores.

En Septiembre del mismo año; asistió al cuarto Concilio de Letrán; allí solicitó al Papa la aprobación de su Orden, como: Organización Religiosa de Canónigos Regulares. El 22 de diciembre de 1216 recibió la confirmación de La Orden de Predicadores por el Papa Honorio III (tercero). Los frailes de dicha orden trabajaron en España, París, Roma y Bolonia.

En el año 1218 Fray Domingo recorrió Segovia, Madrid y Guadalajara; España. Dio testimonio de que vio a la Virgen sosteniendo en su mano un rosario y que le enseñó a recitarlo. La virgen le dijo que lo predicara por todo el mundo; le prometió la conversión de muchos pecadores y abundantes gracias.

Con su orden claramente estructurada, con más de sesenta comunidades en funcionamiento, tras una breve enfermedad y agotado físicamente; Santo Domingo de Guzmán falleció a la edad de 51 años, el 6 de agosto de 1221. Sus restos se encuentran sepultados en el convento de Bolonia. En 1234 el Papa Gregorio IX (noveno), lo canonizó. La Iglesia Católica celebra su fiesta un día como hoy: 8 de agosto.