San Margarito Flores García

San Margarito Flores García, Párroco Mártir Mexicano

12 DE NOVIEMBRE

Margarito. De Origen Latino. Viene de margarites o margarita: “perla”
Margarito nació en el Barrio de Ojeda de Taxco de Alarcón, Guerrero, el 22 de febrero del 1899. Recibió la ordenación sacerdotal el 5 de abril de 1924 en la Capilla del Seminario Diocesano de Chilapa, Guerrero.

Celebró su primera Misa en la Parroquia de Santa Prisca y San Sebastián de su ciudad natal, el 20 de abril de 1924. Se Desempeñó como catedrático del seminario, vicario de la Parroquia de Chilpancingo y Párroco de Tecalpulco.

El padre Margarito fue colaborador en la solución del conflicto religioso que se resistió a la aplicación de legislación y políticas públicas orientadas a la restricción del culto católico; por lo que fue aprehendido en la Ciudad de México en junio de 1927.

Posteriormente fue liberado y regresó a Chilapa en octubre de 1927. Por órdenes, recibió el cargo de la Parroquia de Atenango del río en Guerrero. Llegó al lugar el 11 de noviembre de 1927, pero inmediatamente fue tomado preso porque fue descubierta su identidad.

El Padre Margarito fue acusado de incitar a los habitantes de la región contra el gobierno. La madrugada del 12 de noviembre de 1927; fue apresado por un grupo de soldados que lo llevaron caminando, atado, descalzo y a paso veloz hasta el poblado de Tuliman, Guerrero, en la capilla de San Agustín donde fue martirizado.

Al momento de su ejecución pidió permiso y de rodillas hizo sus oraciones, después perdonó y bendijo a sus ejecutores; se negó a ser vendado, y con los brazos en Cruz, recibió la descarga que lo privó de la vida a sus 28 años de edad.

Tres años de ministerio sacerdotal fueron suficientes para conocer la entrega sacerdotal del Padre Margarito Flores García. Fue beatificado por San Juan Pablo II, el 22 de noviembre de 1992 y canonizado por el mismo Santo el 21 de mayo de 2000. Fue inscrito en el libro de los santos de la Iglesia Católica el 21 de mayo del año 2006.