San León IX

San León IX (noveno), Papa No. 152 de la Iglesia Católica

19 DE ABRIL

Bruno, Del germánico brillante, rojizo, fuego o coraza, arma.
León. Del latín león.

Bruno de Dagsburgo nació en el 1002, en Alsacia, poblado que formó parte del imperio romano. De un hogar cristiano y muy culto; emparentado con la familia real de Alemania.

A temprana edad, Bruno estudió en la escuela episcopal de Toul, y en su juventud dio muestra de notables cualidades. En ese tiempo, padeció de una grave enfermedad, cuya curación se atribuyó a san Benito. Desde entonces profesó una especial devoción al santo patriarca.

Terminados sus estudios, fue nombrado canónigo de la iglesia de San Esteban de Toul. Cuando el obispo de Toul murió el padre Bruno fue elegido por el pueblo como sucesor. El día de la Ascensión del año 1027, fue consagrado y gobernó la diócesis durante veinte años.

El Obispo Bruno fue enérgico y austero. Restauró la disciplina de los monasterios y defendió con firmeza los derechos de la Iglesia. A la muerte del papa Dámaso II (segundo) en 1048, se eligió al Obispo Bruno y ocupó la silla papal, siendo coronado a comienzos del año siguiente con el nombre de León IX (noveno).

El apostolado del Papa León IX (noveno) desplegó una intensa actividad. Promovió la reforma del clero y las buenas costumbres del pueblo; convocó varios sínodos diocesanos que condenaron severamente la venta de indulgencias, práctica entonces muy arraigada y trató de intensificar la vida monacal.

Realizó numerosos viajes y visitó las distintas diócesis, en ocasiones, para reconciliar a soberanos enemistados. Cruzó los Alpes, llegó a Sajonia, luego a Colonia, a Toul, a Reims, a Metz, a Magnucia.

El papa San León IX (noveno) murió el 19 de abril de 1054, junto al altar mayor de San Pedro. Fue el primero en proponer que en el futuro los papas fuesen elegidos entre los cardenales. Tal disposición se hizo definitivamente efectiva en el año 1059.