San Fidel de Sigmaringa

San Fidel de Sigmaringa, Sacerdote y Mártir

24 DE ABRIL

Fidel de origen Latín, Del latín fiel, digno de confianza.

Fidel nació en Sigmaringa, Alemania, en 1577. En el bautismo recibió el nombre de Marcos. Sus padres fueron Juan Rey, de ascendencia española, y Genoveva Rosemberger.

Marcos cursó sus estudios en la Academia de Friburgo de Brisgovia, donde destacó como un alumno brillante. Manejó ampliamente el latín, francés e italiano. Muy joven consiguió el doctorado en Derecho Civil y Canónico.

Llegó a ser profesor de filosofía y letras. Durante seis años fue encargado de la educación de varios jóvenes de las familias principales de Suabia, Alemania; a los cuales llevó por varios países de Europa para que conocieran la cultura y el modo de ser de las diversas naciones.

Como abogado, Marcos se dedicó a defender gratuitamente a los pobres que no tenían con qué costearse un defensor. Su generosidad fue tan grande que la gente lo llamó “El abogado de los pobres”.

Pronto se dio cuenta de la corrupción y trampas de los que se valían algunos de los abogados para lograr sus objetivos, lo cual le causó desilusión; por lo que pensó seriamente en la consagración de su vida a la causa de Dios y de la Iglesia.

Por consejo del obispo de Constanza, Alemania; Marcos se ordenó sacerdote en 1612 e ingresó a la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, donde recibió el nombre de Fidel.

Terminados sus estudios de teología, el Padre Fidel se dedicó de lleno a la predicación. Recorrió gran parte de Suiza, Austria y el sur de Alemania. Habló siempre con gran elocuencia, suavidad y mansedumbre.

Brindó un mensaje claro, directo y bien preparado. Visitó a los enfermos, consoló a los tristes y calmó las discordias.Con sus predicaciones el padre Fidel consiguió la conversión de muchos protestantes.

Al saber en Roma esta situación, lo nombraron jefe de un grupo de misioneros con los que predicó en Suiza, nido de protestantes calvinistas. Allí inició una activa labor de predicación; recibió frecuentes amenazas e insultos, pero también logró varias conversiones, lo que aumentó el enojo hacia él de los líderes calvinistas.

El día 24 de abril de 1622 el padre Fidel fue invitado por un grupo de protestantes de Sevis; con el pretexto de escuchar las prédicas de este. Asistió a la iglesia del pueblo acompañado del archiduque y una escolta de soldados. Al final de la prédica Fray Fidel fue interceptado e invitado a hacerse protestante. Ante su negativa, lo asesinaron. Fue sepultado en el convento de Feldkirch, Austria.

El cráneo de San Fidel de Sigmaringa se conserva bajo el altar mayor de la catedral de Coira, Suiza. El Papa Benedicto XIII (trece) lo beatificó el 21 de marzo de 1729 y el Sumo Pontífice Benedicto XIV (catorce) lo canonizó, juntamente con San José de Leonisa, el 26 de junio de 1746.