San Esteban

San Esteban; Protomártir

26 DE DICIEMBRE

Esteban. Del griego coronado de laurel.

Esteban fue un cristiano de principios del siglo I, momento en el que el Cristianismo era considerado una secta más del Judaísmo. Según el libro de los Hechos de los Apóstoles contenido en la Biblia, Esteban fue el líder de los siete diáconos nombrados por los Apóstoles en defensa de los judíos que hablaron griego y que vivieron en Jerusalén.

Desde esta posición, Esteban denunció las preferencias que la Iglesia dio a los judíos hebreos frente a los judíos de habla griega. Condenó a su vez, el uso del Templo de Jerusalén como asiento de la idolatría contraria a la Ley de Moisés y afirmó que sólo Jesús estaba llamado a espiritualizar el culto del templo.

Estas ideas chocaron con los intereses materiales de la casta sacerdotal y con las creencias del pueblo judío, lo que acabó incomodando a los fariseos de algunas sinagogas, quienes acusaron a Esteban ante el Sanedrín de blasfemia contra Moisés y contra Yahveh.

La asamblea lo consideró culpable y Esteban fue lapidado a las afueras de Jerusalén mientras según la tradición, este oraba por sus verdugos, diciendo: “Señor, no les tomes en cuenta este pecado”.

Entre los participantes estuvo Saulo de Tarso, quien posteriormente se convirtió al cristianismo tomando el nombre de Pablo; aunque las fuentes dicen que aparentemente no participó en el apedreamiento, pero se limitó a cuidar la ropa de los que lo hicieron.

A la muerte de Esteban, el grupo de los helenistas se dispersó por Palestina y Antioquía, donde la prédica se hizo incluso a los paganos. El martirio de San Esteban supuso el final del Cristianismo como secta del Judaísmo; con la separación del culto cristiano, del culto judío practicado en Jerusalén.

Se le dio el titulo de “protomartir” porque tuvo el honor de ser el primer mártir que derramó su sangre por proclamar su fe en Jesucristo. La fiesta de San Esteban, primer mártir; siempre fue celebrada inmediatamente después de la festividad navideña, es decir, entre los “comites Christi” o los más cercanos a la manifestación del Hijo de Dios, porque fueron los primeros en dar testimonio de él.