Nuestra Señora del Carmen, Advocación

Advocación Mariana de Nuestra Señora del Carmen

16 DE JULIO

Nuestra Señora del Monte Carmelo, referida comúnmente como Nuestra Señora del Carmen ó Virgen del Carmen, es una de las diversas advocaciones de la Virgen María. Su denominación procede del llamado Monte Carmelo, actual Israel, un nombre que deriva de la palabra “Karmel” o “Al-Karem” y que se traduce como ‘jardín’.

El origen de su culto es referido según la tradición, durante la celebración de Pentecostés, algunos fieles que investigaban la vida de los profetas Elías y Eliseo en el Monte Carmelo, fueron convertidos al catolicismo tras la aparición de una nube en la que iba una imagen de María.

En ese monte, fundaron un templo en honor a la Virgen y la congregación de los Hermanos de Santa María del Monte Carmelo, la que pasó a Europa en el siglo XIII luego de su persecución en Tierra Santa.

El 16 de julio de 1251, la Virgen del Carmen se le apareció a San Simón Stock, superior general de la Orden, al que le entregó sus hábitos y el escapulario, principal signo del culto mariano carmelita. La iconografía principal de la Virgen la muestra portando dicho escapulario.

Bajo la advocación mariana de Nuestra Señora del Carmen la Virgen María prometió liberar del Purgatorio a todas las almas que hayan vestido el escapulario durante su vida, el sábado siguiente a la muerte de la persona y llevarlos al cielo, acto de fe que ha sido respaldado por los Pontífices.

Los pescadores han nombrado a la Virgen del Carmelo su fiel protectora. Por esta razón, es conocida como “la estrella de los mares”, Patrona de los Marineros. La devoción a la Virgen del Carmen fue llevada al continente de América por los misioneros españoles en la época de la colonización.

En México es venerada en Ciudad del Carmen; Campeche. La devoción de esta localidad surgió a partir de la expulsión de los piratas de la isla en la madrugada del 16 de julio de 1717, siendo atribuido el triunfo a la Patrona de los Marineros. Después se construyó un fuerte para defender la población y en el centro se construyó una capilla en honor a la Virgen del Carmen.

A principios de 1900, los pescadores de la ciudad le regalaron a la Virgen una corona de oro; al igual que una más pequeña al niño, en 1956. Por iniciativa de Monseñor Faustino Rebolledo Blanco, se coronó pontificalmente a la imagen por orden del Papa Pío XII (doce).

La imagen recibió una nueva corona, que lleva al frente el escudo de Ciudad del Carmen, arriba del escudo, una rosa de los vientos en forma de estrella. El niño lleva en sus sienes una versión más pequeña de la corona; los camaroneros le regalaron una aureola que lleva en su espalda.

También se venera en la Ciudad de Catemaco, en el estado de Veracruz, donde existe una basílica en su honor y donde según la tradición hizo su aparición en 1664 en un lugar de la ribera del lago del mismo nombre llamado Tecalli o Tegal (Casa de Piedra). Nuestra Señora del Carmen da nombre a todas aquellas personas que se llaman Carmen, Carmela o Carmelo, celebrando su onomástico el día de la fiesta de esta advocación mariana, que es el 16 de julio.