Títulos de María

Títulos de la Virgen María

Y en este mes dedicado a la Virgen María y a todas sus advocaciones, es esta ocasión, en Encuentro con tu ángel, hablaremos de los títulos que la Iglesia ha establecido como dogma de fe para referirse a la Madre de Dios.

Desde siempre, la Iglesia católica ha honrado a María Santísima con los más excelsos títulos que una creatura puede merecer delante de Dios. Sin duda el más grande de ellos es el de “Madre de Dios”, del cual todos los demás títulos y privilegios dependen. Pues si bien el primer privilegio con que fue honrada María de parte de Dios fue el de su Inmaculada Concepción, este y los demás le fueron dados en orden a su Maternidad Divina.

El dogma fundamental de todo católico es que Jesús es Dios, el Verbo de Dios encarnado. Luego María, su Madre, es la Madre de Dios, la Madre del Verbo encarnado. Se trata, pues, de algo expresa y claramente revelado por Dios en la Sagrada Escritura y definido expresamente por la Iglesia en el Concilio de Éfeso como verdad de fe.

El concilio Vaticano II recogió en un capítulo de la Constitución Dogmática Lumengentium sobre la Iglesia, la doctrina acerca de María, reafirmando su maternidad divina. El capítulo se titula: “La bienaventurada Virgen María, Madre de Dios, en el misterio de Cristo y de la Iglesia”.

Juan Pablo II, el 23 de julio del 1997, habló sobre la Virgen como Reina del universo. Recordó que “a partir del siglo V, casi en el mismo período en que el Concilio de Éfeso proclama a la Virgen ´Madre de Dios´, se comienza a atribuir a María el título de Reina. El pueblo católico, con este posterior reconocimiento de su dignidad excelsa, quiere situarla por encima de todas las criaturas, exaltando su papel y su importancia en la vida de cada persona y del mundo entero”.

De esta manera, otros títulos atribuidos a la virgen María son:

María Madre Espiritual
María Mediadora Universal
Arca de la Alianza
Educadora del Hijo de Dios
Esperanza de la Iglesia y de la humanidad
Nueva Eva
Hija de Sión
Ícono de la Iglesia
Inmaculada Concepción
Intercesora Celestial
María Abogada
María Auxiliadora
Madre de la Unidad y la Esperanza
Madre del Carmelo
Santa Virgen de las Vírgenes
Madre de Cristo
María, de los hombres
Madre de la Divina Gracia
Madre purísima
Madre castísima
Madre siempre virgen
Madre inmaculada
Madre amable
Madre admirable
Madre del buen consejo
Madre del creador
Madre del salvador
Madre de la misericordia
Virgen prudentísima
Virgen digna de veneración
Virgen digna de alabanza
Virgen poderosa
Virgen clemente
Virgen fiel
Espejo de justicia
Trono de sabiduría
Causa de nuestra alegría
Vaso espiritual
Vaso digno de honor
Vaso digno de devoción
Rosa mística
Torre de David
Torre de marfil
Casa de oro
Arca de la Alianza
Puerta del cielo
Estrella de la mañana
Salud de los enfermos
Refugio de los pecadores
Consoladora de los afligidos
Auxilio de los cristianos
Reina de los Ángeles
Reina de los Patriarcas
Reina de los Profetas
Reina de los Apóstoles
Reina de los Mártires
Reina de los Confesores
Reina de las Vírgenes
Reina de todos los Santos
Reina concebida sin pecado original
Reina asunta a los Cielos
Reina del Santísimo Rosario
Reina de la familia
Reina de la paz

Y esto fue un breve extracto del origen y desarrollo de los títulos de la Virgen María, madre de Dios.