Santa Escolástica

Santa Escolástica, Virgen

10 DE FEBRERO

Escolástica de origen latín, La que sabe mucho y enseña. La maestra.

Hermana de San Benito, se consagró a Dios desde temprana edad. Mientras su hermano residió en Monte Casino, ella se encontraba en Plombariola, fundo y dirigió la orden de las Benedictinas.

Tenía la costumbre de visitar a San Benito una vez al año y como no estaba permitido que las mujeres entraran al monasterio, él salía a su encuentro para llevarla a una casa de confianza, donde los hermanos pasaban la velada orando, cantando himnos de alabanza a Dios y discutiendo asuntos espirituales.

Sobre la última visita, San Gregorio hace una notable descripción, en la cual, la santa presintiendo que no volvería ver más a su hermano, le rogó que no partiera esa noche sino al día siguiente, pero San Benito se sintió incapaz de romper las reglas de su monasterio.

Entonces, Santa Escolástica apeló a Dios con una ferviente oración para que interviniera en su ayuda, y acto seguido, estalló una fuerte tormenta que impidió que su hermano regresara al monasterio.
Los dos santos pasaron la noche hablando de las cosas santas y de asuntos espirituales.

En el lugar del prodigio se construyó la llamada “iglesia del coloquio” y en recuerdo de ese episodio se invoca a Santa Escolástica contra los rayos y para obtener la lluvia. A los tres días de ese maravilloso coloquio, San Benito, durante la oración, vio que el alma de Escolástica volaba al cielo en forma de paloma, y a los 40 días él la siguió para vivir eternamente “la alegría celestial”.