San Vicente Pallotti

San Vicente Pallotti, Presbítero y Fundador de la Sociedad del Apostolado Católico

22 DE ENERO

Vicente de origen Latino, vencedor

Vicente Pallotti nació en Roma, el 21 de abril de 1795. De familia de clase media acomodada, fue el tercero entre 10 hermanos. Sus padres fueron Pedro Pablo Pallotti dedicado a la labor del comercio y María Magdalena de Rossi, ambos; grandes educadores para sus hijos en la fe cristiana.

Influenciado por el ejemplo de sus padres en la práctica de la fe y devoción profunda, Vicente mostró su amor por: la oración, la disciplina, el ayuno y la autoflagelación. A los 12 años de edad, fue puesto bajo la dirección espiritual del sacerdote Bernardino Fazzini, a quien ayudó como acólito en la iglesia de San Felipe Neri.

Estudió en la escuela de San Pantaleón y después en el Colegio Romano. Fue ordenado diacono el 10 de septiembre de 1817. En 1818 fue ordenado sacerdote; además, se inscribió en tres órdenes religiosas como terciario dominicano, Mínimo y Franciscano.

El apostolado sacerdotal de Vicente se caracterizó por su testimonio en la oración y por la caridad que nunca dejó de practicar. En 1818 fundó la Liga Antidemoniaca que tuvo la finalidad de destruir los elementos considerados por la Iglesia Católica como “indignantes y deshonestos”.

Difundió la devoción a la “Preciosa Sangre”, animó círculos dogmáticos en la educación teológica y en la Academia de Teología para jóvenes estudiantes, prestó servicio en el sacramento de la confesión, en especial en la Iglesia de Santa María del Suffragio en Roma por petición del Obispo Cristaldi.

A partir de 1827, el Padre Vicente fungió como director espiritual del seminario Romano, y en 1833 del Pontificio Colegio Urbano de la Propaganda, instituto destinado a los futuros misioneros y sacerdotes de varios países de misión. A partir de ahí se le consideró un gran colaborador en las misiones.

Pidió ayuda material y espiritual como: oraciones, ornamentos, dinero para la construcción y arreglo de los templos. De éstos pedidos se fue definiendo la obra de su vida: “La Sociedad del Apostolado Católico”; constituida por una Congregación de sacerdotes y hermanos.

En un principio, la Congregación vio especialmente las misiones, pero luego el padre Vicente se dio cuenta de que para llevar a los fieles a la labor de las misiones era necesario revivir la fe en ellos y reavivar el amor de Jesucristo, decidió que el objetivo principal de la Sociedad fuera la promoción de la creación de colegios para la preparación de los misioneros.

El Padre Vicente pidió hombres y mujeres de todas las condiciones y estados: patricios romanos, comerciantes, profesionales, operarios, porque se convenció de que todo el mundo puede ser “apóstol”. A partir de ahí la Sociedad del Apostolado no se limitó a un área particular de la fe, su propia fisonomía característica consistió en la catolicidad universal de las obras y los miembros, capaces de adaptarse a las necesidades de los lugares y el tiempo.

El Padre Vicente Pallotti murió el 22 de enero de 1850. La Sociedad del Apostolado Católico que dirigió se difundió por todo el mundo, primero en Londres, y después de su muerte en América, África, Alemania, Brasil, Uruguay, Polonia, Australia, Sudáfrica, la India y la contribución de la rama de mujeres, las hermanas pallottinas.