San Jenaro Sánchez Delgadillo

San Jenaro Sánchez Delgadillo, Sacerdote y Mártir Mexicano

17 DE ENERO

Jenaro de origen Latino, Consagrado al dios Jano, dios romano de la paz. Nombre medieval del mes de enero

Jenaro nació el 19 de septiembre de 1886 en Agualele; Zapopan, Jalisco. Sus padres fueron Cristóbal Sánchez y Julia Delgadillo, de condición humilde, que en el pueblo gozaron de estima por ser buenas personas.

Jenaro siempre demostró dedicación por el estudio. Inició y terminó la instrucción primaria, becado. Posteriormente ingresó al Seminario de Guadalajara. Recibió la ordenación sacerdotal el 20 de agosto de 1911.

Ejerció su ministerio sacerdotal en las parroquias de: Nochistlán, Zacatecas, Zacoalco de Torres, Jal., San Marcos, Jal., Cocula, Jal., Tecolotlán, Jal., y finalmente en la capellanía de Tamazulita, Jal., en donde era párroco San José María Robles Hurtado. En Cocula, Jalisco; el Padre Jenaro fue maestro del Seminario Menor.

Alimentó su fe y su celo sacerdotal en la constante oración ante la presencia de Jesús Eucaristía, además de su devoción a la Santísima Virgen María. Ejerció su ministerio con especial celo apostólico y con buena organización. Su predicación fue elocuente y conmovedora. Dio su servicio asiduamente en el confesionario.

Desprendido de las cosas y compasivo con los necesitados, atendió a todos pero especialmente a los enfermos de numerosos ranchos y dio catecismo a los niños. Llegó a Tamazulita en el año de 1923, acompañado de sus padres. En este lugar ejerció su ministerio hasta su martirio.

Ante la persecución desatada por el gobierno de Calles, especialmente contra los sacerdotes y la suspensión del culto público; el Padre Jenaro ejerció su apostolado sacerdotal a escondidas.

El 17 de enero de 1927 andaba en el campo con un grupo de vecinos; al regresar al rancho, él y sus acompañantes fueron apresados y llevados a Tecolotlán, a un cerrito que se llama “La Loma” o “Cruz Verde”.

El jefe de los soldados, mandó soltar a todos menos al Padre Jenaro, a quien colgaron en un mezquite. Ahí dejaron el cuerpo hasta antes del amanecer; finalmente le dieron un balazo en el hombro izquierdo y cuando lo bajaron un soldado le dio un bayonetazo que casi lo traspasó.

Cuando se supo la noticia de la muerte del padre Jenaro la gente decía: “Otro mártir de Cristo Rey y de Santa María de Guadalupe”. San Juan Pablo II lo declaró Beato el 22 de noviembre de 1992, y lo canonizó el 21 de mayo del año 2000 junto con sus 24 compañeros Mártires Mexicanos.