San Enrique

San Enrique, Emperador

13 DE JULIO

Enrique de origen Germánico. Casa fuerte, rica, poderosa. Variante de Henry.

Nacio en el año 972 en el castillo de Abaudia, sobre el río Danubio hijo de Enrique, duque de Baviera y de Gisela, hija de Conrado, rey de Borgoña. Fue criado en un ambiente cristiano, su hermano Bruno fue obispo, su hermana Brígida monja.

Se casó con Cunegunda de Luxemburgo, que más tarde llegaría a ser Santa, con la que vivió como hermanos guardando perfecta castidad.
Tuvo como tutor a San Wolfgan, obispo. Al poco tiempo de morir Wolfgan lo soñó escribiendo en una pared la frase “después de 6”. Enrique creyó que se trataba del momento de su muerte en 6 días y se prepara santamente, luego creyó que sería 6 meses y se siguió preparando y al cabo de 6 años fue elegido emperador.
El daba gracias a Dios por tan magnífica preparación. Fundo y restauro los monasterios, ya que veía en ellos una fuerza viva, un foco de oración, de estudio y de actividad bienhechora.
Consiguió la conversión del esposo de su hermana Gisela, Esteban, el rey de Hungría, que sería San Esteban.
Consultaba con Dios lo que había de disponer en el gobierno, oraba intensamente, era bondadoso con sus súbditos.

Fue amado por su pueblo. Amante de la paz, se esforzaba por verla reinar en su imperio. Trabajó también por la extensión del evangelio. Junto a esta vida agitada, llevaba cuando podía una vida recogida y piadosa como un monje.
Edifico la catedral de Bamberga. Al final de su vida, Enrique, llamado el Piadoso, se retiro al monasterio de Vanne, el 13 de julio del año 1024, a los cincuenta y dos años, recibía la corona de la gloria en el castillo de Grona. Fue canonizado el 1146 por Eugenio III.
En la Catedral de Bamberga reposan sus restos junto a los de Santa Cunegunda Ahí se encuentra un monumento en memoria de los “Santos que brillaron en medio de las tinieblas de su tiempo como dos lises de oro sobre el altar”.