San David de Gales

David de Gales, Santo

1 DE MARZO

David: de origen hebreo, el querido y amado por todos» o el elegido de Dios.

San David, es el santo patrono de Gales. Fue un monje, abad y obispo celta que vivió durante el siglo VI. Fue arzobispo y uno de los primeros santos que ayudaron a diseminar el Cristianismo entre las tribus celtas paganas del oeste de las islas británicas.

Nació cerca de Capel Non, en la costa suroriental de Gales, cerca de lo que ahora es la ciudad de Sain Dewi. Estudió en un monasterio de nombre Hen Fynyw.

David hizo muchos viajes como misionero por todo Gales, donde estableció varias iglesias. También viajó al sur y oeste de Inglaterra y Cornualles. Fundó un monasterio en Glyn Rhosyn en la ribera del pequeño Río Alun, donde actualmente se yergue la catedral de la ciudad de Saint David.

Existen muchas historias acerca su vida, pero tal vez la más conocida ocurrió en el Sínodo de Llanddewi Brefi. Estaban por decidir que David se convertiría en arzobispo. Una multitud se congregó en el Sínodo y cuando el santo se puso de pie para tomar la palabra, uno de los miembros de la congregación grito: “No podemos verlo ni oírlo”. En ese momento, el piso se elevó hasta que todos pudieron verlo y oírlo.

David vivió más de 100 años, y murió en al año 589. Las últimas palabras que dirigió a sus seguidores fueron en un sermón un domingo antes de su muerte. Les dijo: “Sean alegres y mantengan su fe y su credo. Hagan las pequeñas cosas que me han visto u oído hacer. Yo caminaré por la ruta que nuestros ancestros recorrieron antes que nosotros”.

“Hagan las pequeñas cosas” es una frase muy conocida en galés que ha sido la inspiración de muchos. Se dice que el martes 1 de marzo del año 589 el monasterio se llenó de ángeles y Cristo recibió su alma.

Tal como se celebra en la actualidad, el Día de San David data del año 1120, cuando fue canonizado por el Papa Callactus Segundo, y el 1 de marzo quedó incluido en el calendario de la Iglesia.