San Amando

San Amando de Burdeos

18 DE JUNIO

Amando, de origen Latín. Amado por todos.

Nació en la segunda mitad del siglo IV, ingresó en el clero y en el año 403 fue elegido obispo de Burdeos, Aquitania, Francia.
Amando sucedió en la silla arzobispal a san Delfino, distinguiéndose por su celo pastoral,

Trabajó con gran celo en la evangelización de los paganos, protegió a sus fieles contra las herejías que se infiltraban, en particular la priscilianista, y fue él quien instruyó en la doctrina de la verdad y bautizó a san Paulino de Nola, con quien le unió una profunda amistad cristiana.

Amando defendió con celo el dogma de la Santísima Trinidad. En busca de la perfección espiritual renuncia a su cargo de obispo y deja en su lugar a san Severino; sin embargo, al poco tiempo éste muere y Amando acatando las demandas del pueblo y de la Iglesia retoma el obispado.
Mantuvo correspondencia epistolar con san Jerónimo, Doctor de la Iglesia “Si queréis ver obispos dignos de Dios sólo tendréis que mirar a Amando de Burdeos”, escribe san Gregorio obispo de Tours, citando las palabras de san Paulino.
San Amando murió en el año 431.Su cuerpo reposa en la iglesia de San Severino de París, Francia.