San Luis Orione

San Luis Orione; Sacerdote Italiano Fundador de la Pequeña Obra de la Providencia y de la Congregación de las Pequeñas Religiosas Misioneras de la Caridad.

12 DE MARZO

Luis de origen Germánico, El guerrero glorioso, combate glorioso o guerrero preclaro

Luis Orione, nació en un poblado del norte de Italia el 23 de junio de 1872; fue el cuarto hijo de Victorio Orione y Carolina Feltri; ambos de origen humilde. A los 13 años fue recibido en el convento franciscano de Voghera, Pavía que abandonó después de un año por motivos de salud.

De 1886 a 1889 fue alumno de San Juan Bosco en el Oratorio de Valdocco de Turín. El 16 de octubre de 1889 entró en el seminario de Tortona. Ya de clérigo Luis Orione, se dedicó a vivir la solidaridad con el prójimo.

El 3 de julio de 1892, abrió en Tortona el primer Oratorio en el que cuidó la educación cristiana de los jóvenes. Al año siguiente, el 15 de octubre de 1893, Luis Orione, seminarista aún y con solo 21 años, abrió un colegio para chicos pobres en el barrio San Bernardino.

El 13 de abril de 1895, fue ordenado sacerdote y, al mismo tiempo, el Obispo impuso el hábito clerical a seis alumnos de su colegio. En poco tiempo, el padre Orione abrió nuevas casas en Mornico Losana (Pavía), en Noto (Sicilia), y en Sanremo, Roma.

Fundó la congregación religiosa “Pequeña Obra de la Divina Providencia” y mas tarde la de los Ermitaños de la Divina Providencia en Italia en 1899; además de la Congregación de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad en 1915, y en 1927, las Hermanas adoratrices Sacramentinas invidentes, a las que se añadieron las Contemplativas de Jesús Crucificado.

El apostolado del padre Luis Orione se centró en una gran pasión por la iglesia, principalmente entre los mas pobres y por la salvación de las almas, se interesó activamente por los problemas emergentes en aquel tiempo, como la libertad y la unidad de la Iglesia, la «cuestión romana», el modernismo, el socialismo y la cristianización de las masas obreras.

El padre Luis Orione gozó de la estima personal de los Papas y de las autoridades de la Santa Sede. Fue predicador, confesor y organizador infatigable de peregrinaciones, misiones, procesiones, belenes vivientes y otras manifestaciones populares de la fe.

Muy devoto de la Virgen, la promovió por todos los medios y, con el trabajo manual de sus clérigos, construyó los santuarios de la Virgen de la Guardia en Tortona y de la Virgen de Caravaggio en Fumo.

El padre Luis Orione murió el 12 de marzo de 1940, por problemas del corazón y pulmones. Su cuerpo, intacto en el momento de la primera exhumación en 1965, fue puesto en el santuario de la Virgen de la Guardia de Tortona. Fue beatificado el 26 de octubre de 1980, y canonizado el 16 de mayo de 2004; por San Juan Pablo II (segundo).