San Juan Bautista, Natividad

La Natividad de San Juan Bautista

24 DE JUNIO

Los datos que se tienen de San Juan Bautista son tomados de los evangelios contenidos en la Sagrada Escritura. Fue Hijo del sacerdote Zacarías y de Isabel, prima hermana de María la Madre de Jesús de Nazaret.

Isabel y Zacarías vivieron de acuerdo con la ley de Dios. No habían tenido hijos, pero no se cansaron de pedirle a Dios en sus oraciones la posibilidad de concebir un hijo. Así, ellos envejecieron sin la oportunidad de ser padres.

Un día, un ángel del Señor se le apareció a Zacarías, quien se sobresaltó y se llenó de miedo. El Arcángel Gabriel le anunció que iban a tener un hijo muy especial, pero Zacarías dudó y le preguntó que cómo sería posible esto si él e Isabel ya eran viejos.

Entonces el ángel le contestó que, por haber dudado, se quedaría mudo hasta que todo esto sucediera. Y así fue. La Virgen María, al enterarse de la noticia del embarazo de Isabel, fue a visitarla.

En el momento en que Isabel oyó el saludo de María, el niño saltó de júbilo en su vientre. Juan, el Bautista, fue santificado en el vientre de su madre cuando la Virgen María, embarazada de Jesús, visitó a su prima Isabel.

Según el Evangelio, el ángel había encargado a Zacarías ponerle por nombre Juan. Con el nacimiento del niño al que le puso el nombre indicado por el ángel, Zacarías recuperó su voz y lo primero que dijo fue: “Bendito el Señor, Dios de Israel”.

Isabel y Zacarías circuncidaron a su hijo a los ocho días siguiendo el precepto que Yavé mandara a Abraham. Juan vivió dedicado a la penitencia y a la oración. Solamente le preocupó el Reino de Dios. Como vestido llevó una piel de camello y como alimento, lo que Dios le puso a su alcance: frutas silvestres, raíces, principalmente langostas y miel.

Cuando llegó el momento, Juan anunció la venida del Salvador, y predicó el arrepentimiento, la conversión; bautizando en el río Jordán incluso al mismo Jesús de Nazaret. Fue testigo de la verdad hasta su muerte; encarcelado y decapitado por orden de Herodes Antipas.

Es uno de los santos más celebrados de Europa, es patrón de Florencia, Badajoz, Albacete, Telde y Arucas en Gran Canaria y Puerto Rico. Es el único santo al que se le celebra su fiesta el día de su nacimiento.

En México, en la población maya de Cuncunul que significa lugar de la olla maravillosa, al oriente de Yucatán, se llevan a cabo en el templo de San Juan Bautista rosarios, misas, danzas y procesiones. Cabe destacar el adorno a la iglesia, así como el arreglo de San Juan Bautista, quien es el patrono de esta población.

En Minatitlán, Colima el día de San Juan se considera un día de buenos resultados para la recolección de hierbas medicinales por las abundantes lluvias, por ello lo festejan con música y juegos pirotécnicos.