Salmo 75

Salmo 75 (74)

EL SEÑOR, ÚNICO JUEZ

1 Del maestro de coro. “No destruyas”. Salmo de Asaf. Canto.

Antífona inicial

2 Te damos gracias, Señor, te damos gracias:
los que invocan tu Nombre narran tus maravillas.

Oráculo del Señor

3 “En el momento que yo decida,
juzgaré con rectitud.
4 Se conmueve la tierra con todos sus habitantes,
pero yo he afianzado sus columnas. Pausa
5 Digo a los arrogantes: ‘¡Basta de arrogancia!’,
y a los impíos: ‘¡No levanten la frente!,
6 no levanten la frente contra el cielo
ni hablen con actitud insolente’”.

El castigo de los malvados

7 Porque ni del oriente ni del occidente,
ni del desierto ni de las montañas…

8 ¡El Señor es el único Juez,
que a unos humilla, y a otros exalta!

9 Hay una copa en la mano del Señor,
con un vino espumante, lleno de aromas:
la ofrece, y la sorben hasta el final,
la beben todos los malvados de la tierra.

10 Pero yo me alegraré para siempre,
cantaré al Dios de Jacob:
11 él quebrará el poder de los malvados
y acrecentará el poder de los justos.