Salmo 60

Salmo 60 (59)

LAMENTACIÓN DESPUÉS DE LA DERROTA

1 Del maestro de coro. Según la melodía de “El lirio del testimonio”. Mictán de David. Para enseñar.

2 Cuando luchó contra Arám Naharaim y contra Arám de Sobá, y Joab volvió para derrotar a Edóm, en el valle de la Sal, dando muerte a doce mil hombres.

Queja por la ruina de la nación

3 ¡Tú nos has rechazado, Señor, nos has deshecho!
Estabas irritado: ¡vuélvete a nosotros!

4 Hiciste temblar la tierra, la agrietaste:
repara sus grietas, porque se desmorona.

5 Impusiste a tu pueblo una dura prueba,
nos hiciste beber un vino embriagador.

6 Diste a tus fieles la señal de retirada,
para que huyeran de los arqueros.

Pausa

7 ¡Sálvanos con tu poder, respóndenos,
para que se pongan a salvo tus predilectos!

Promesa de victoria

8 El Señor habló desde su Santuario:
“Yo repartiré triunfalmente a Siquém
y distribuiré el valle de Sucot.

9 Mío es Galaad, Manasés me pertenece;
Efraím es mi yelmo, mi cetro es Judá,
10 Moab es la vasija donde yo me lavo;
plantaré mis sandalias en Edóm
y cantaré victoria sobre Filistea”.

11 ¿Quién me llevará hasta la ciudad fortificada,
quién me conducirá hasta Edóm,
12 si tú, Señor, nos has rechazado
y ya no sales con nuestro ejército?

13 Danos tu ayuda contra el adversario,
porque es inútil el auxilio de los hombres.

14 Con Dios alcanzaremos la victoria
y él aplastará a nuestros enemigos.