Salmo 145

Salmo 145 (144)

HIMNO DE ALABANZA A DIOS

Este himno celebra las grandes obras del Señor (vs. 4-7), que lo manifiestan como Rey justo y poderoso, a la vez que bondadoso y lleno de misericordia hacia todas sus criaturas. La estructura “alfabética” del Salmo hace que las ideas se yuxtapongan bastante libremente, sin una conexión lógica demasiado aparente.

1 Himno de David.

La grandeza de Dios en sus acciones

Alef Te alabaré, Dios mío, a ti, el único Rey,
y bendeciré tu Nombre eternamente;
Bet 2 día tras día te bendeciré,
y alabaré tu Nombre sin cesar.

Guímel 3 ¡Grande es el Señor y muy digno de alabanza:
su grandeza es insondable!

Dálet 4 Cada generación celebra tus acciones
y le anuncia a las otras tus portentos:
He 5 ellas hablan del esplendor de tu gloria,
y yo también cantaré tus maravillas.

Vau 6 Ellas publican tus tremendos prodigios
y narran tus grandes proezas;
Zain 7 divulgan el recuerdo de tu inmensa bondad
y cantan alegres por tu victoria.

Jet 8 El Señor es bondadoso y compasivo,
lento para enojarse y de gran misericordia;
Tet 9 el Señor es bueno con todos
y tiene compasión de todas sus criaturas.

Iod 10 Que todas tus obras te den gracias, Señor,
y tus fieles te bendigan;
Caf 11 que anuncien la gloria de tu reino
y proclamen tu poder.

Lámed 12 Así manifestarán a los hombres tu fuerza
y el glorioso esplendor de tu reino:
Mem 13 tu reino es un reino eterno,
y tu dominio permanece para siempre.

La bondad de Dios hacia sus criaturas

Nun El Señor es fiel en todas sus palabras
y bondadoso en todas sus acciones.

Sámec 14 El Señor sostiene a los que caen
y endereza a los que están encorvados.

Ain 15 Los ojos de todos esperan en ti,
y tú les das la comida a su tiempo;
Pe 16 abres tu mano y colmas de favores
a todos los vivientes.

Sade 17 El Señor es justo en todos sus caminos
y bondadoso en todas sus acciones;
Cof 18 está cerca de aquellos que lo invocan,
de aquellos que lo invocan de verdad.

Res 19 El Señor cumple los deseos de sus fieles,
escucha su clamor y les da la salvación;
Sin 20 el Señor protege a todos sus amigos
y destruye a los malvados.

Tau 21 Mi boca proclamará la alabanza del Señor:
que todos los vivientes bendigan su santo Nombre,
desde ahora y para siempre.